Posts Tagged ‘alimentación’

h1

Un estudio dice que los helados y las hamburguesas pueden controlar tu cerebro

Sábado, 19 septiembre, 2009

Un estudio dice que los helados y las hamburguesas pueden controlar tu cerebro.

Si acostumbras a meterle con gusto y deleite a los helados, a las malteadas y a las hamburguesas, no te debe sorprender que en poco tiempo aumentes de peso y no creas que es nada más porque le estas metiendo azúcar y grasa al organismo, sino porque además, tú mismo cerebro equivocadamente da la orden de que comas de mas.

Y es que el Centro Médico UT Southwestern en Dallas, acaba de hacer un estudio donde encontró que la grasa de ciertos alimentos, tales como la de los helados y las hamburguesas, se va directamente al cerebro.

Una vez ahí, sus moléculas provocan que el cerebro mande mensajes a las células del cuerpo y les diga, “¡Hey!, … ¡¡no le hagan caso a lo que les digan la leptina y la insulina!! …. ¡¡ustedes sigan comiendo!!”.

Con este criminal tipo de mensaje, tú mismo cuerpo hace caso omiso a las señales de la leptina y la insulina, que son unas hormonas que están bien metidas en esto de la regulación de peso y por lo tanto, pues le entras con gusto y deleite a maravilloso deporte de “mover la quijada”.

Este caso omiso puede durar hasta por tres días y uno ni cuenta se da.

Normalmente nuestro cuerpo tiende a decir que ya hemos tenido suficiente, pero eso no siempre sucede cuando estamos comiendo algo bueno”, dice la investigadora Deborah Clegg.

Lo que hemos mostrado en este estudio es que la química del cerebro de una persona, puede cambiar en un periodo corto de tiempo. Nuestros hallazgos sugieren que cuando comes algo alto en grasa, a tu cerebro lo “golpean” los ácidos grasos y te vuelves resistente a la insulina y a la leptina. Como a tu cerebro no se le dice que deje de comer, pues comes de mas, Así de sencillo”, dice.

Los investigadores también encontraron un tipo muy particular de grasa, que es efectivo en instigar este mecanismo. Esta grasa es llamada acido palmítico, la cual es encontrada en la carne de res, la mantequilla, el queso y la leche, o sea, prácticamente en los helados y las hamburguesas (algo que las cadenas de restaurantes similares a la de los “Arcos Dorados”, ni saben y ni les importa).

Entonces, lo que estos investigadores hicieron, fue meterle grasa a las pobres ratas y ratones y lo hicieron de diferentes maneras: les inyectaban varios tipos de grasa directamente al cerebro, se la metían a través de la arteria carótida o los alimentaban tres veces al dia por medio del tubo estomacal.

Con esto, los roedores recibieron la misma cantidad de calorías, de grasas y únicamente el tipo de grasa era lo que variaba. Las grasas incluían el acido palmítico, el acido graso mono insaturado y el acido oleico insaturado, el cual es encontrado en los aceites de olivo y de semilla de uva.

En estas acciones nos enfocamos específicamente al acido palmítico, el cual es muy alto en los alimentos que son ricos en grasa saturada”, dijo la investigadora Clegg.

Estos resultados han sido ya publicados en el “Journal of Clinical Investigation”.

Así que ya sabes, mejor ni meterle a estos asuntos, porque tu mismo(a) estas provocando comer de mas y ahora sí que la engordadera, es por partida doble.

(¿De lo que se viene a enterar uno con estas cosas, verdad?).

Anuncios
h1

En Estados Unidos diariamente tiran a la basura comida en buen estado

Miércoles, 25 marzo, 2009

En California servicios de Banquetes, hoteles y restaurantes tiran cada año 1.5 millones de toneladas de alimento en buen estado. Un verdadero crimen y una desconsideración desalmada, tomando en cuenta las condiciones de hambre en muchísimas partes del mundo, sobre todo en Africa.

Sin embargo y aunque no lo creas, también aquí en los Estados Unidos hay gente que tiene hambre. No todo es como lo pintan las películas o como este país hace creer al resto del mundo.

En verdad aquí hay gente que tiene hambre; no del tipo de hambre como en ciertas regiones o poblados del resto del mundo, pero de una u otra forma, es hambre al fin y al cabo.

Esta información la puedes verificar con el Integrated Waste Management Board del Estado de California.

Pero, ¿por qué tanta comida termina en la basura?

La respuesta está en la logística de estas organizaciones, es decir, en la manera en la cual llevan a cabo la organización de estos servicios.

Te lo pongo de otra manera: le resulta demasiado complicado a los restauranteros, a los banqueteros y a los hoteleros, el hacer arreglos para que la comida que les sobra, sea entregada a los refugios para desamparados.

Inmoral, ¿verdad?

Y no les importa. Al fin y al cabo que ellos tienen los bolsillos llenos de dinero y ellos y sus familias tienen asegurada la comida diariamente.

Y lo mismo pasa con los supermercados.

Fruta, verdura, carne, etcétera, es prácticamente tirada a la basura, simple y sencillamente porque “Ya no tiene buen aspecto” o porque “ya comienza a verse mal y puede ya no ser atrayente a la clientela”. Pero es comida en buen estado, tanto nutricional, como en caducidad, sabor, color, olor, etcétera.

Aquí en Los Angeles, hay legisladores que han intentado (y siguen intentado) estructurar leyes que obliguen a quienes tiran y desperdician comida en buen estado, a darle un fin adecuado. Sin embargo, ¿me creerás que tienen el cinismo de objetar tales propuestas porque “resultaría muy problemático”?

Yo en lo personal puedo asegurarte que por lo menos en dos empleos que tuve en el pasado, pude ser testigo de la manera criminal con la que se desperdicia la comida.

Una fue en una fiesta que tradicionalmente se realiza en el “Governor’s Ball” al final de la entrega del Oscar.

En esa ocasión y una vez que ya la mayoría de los invitados comieron y bebieron a placer, se giraron las órdenes de tirar charolas enteras de pollos rostizados a la basura. Hablo de cerca de 80 o 90 pollos enteros, no piezas de pollo, … ¡pollos enteros!

Lo mismo en la división de banquetes de un restaurant en el lado Oeste de la ciudad de Los Angeles, para el cual trabajé por espacio de un año.

Tras regresar de dar servicio a casa de ricos o eventos de gente acomodada, la comida era tirada a la basura en los botes de basura del restaurant.

Y no te miento. Charolas enteras con enchiladas, frijoles refritos, arroz, tamales, ‘burritos’, guisados de pollo, carne de res, pescado o cerdo, todavía con humo del calor con las que fueron cocinadas (los contenedores para mantener calientes los alimentos son en verdad muy buenos), … todo iba directito a la basura.

Y eso en verdad te hace sentir mal, mal porque no es justo que quienes tienen y reciben bendiciones en sus negocios y en la vida en general, no tengan el corazón y la voluntad de hacer un esfuerzo extra y compartir lo mucho que han recibido, con los que menos tienen y a mi parecer, una de las grandes injusticias de esta vida, es el que habiendo tantos medios, tantos avances y tantas posibilidades de que el alimento producido mundialmente, no deje con hambre ahora si que “a medio mundo”, pues resulte lo contrario y haya tanta desnutrición y hambre en muchísimas partes del planeta.

Pero hay un Dios y tarde o temprano, va a hacer justicia.