Archive for 3 diciembre 2008

h1

Localizador GPS para tu mascota, … pero, ¿también en humanos?

Miércoles, 3 diciembre, 2008

Desde hace tiempo existe un collar electrónico que es localizable vía el sistema GPS, que te ayuda a encontrar a tu mascota en caso de que esta se aleje demasiado de tu hogar.

La empresa PetSafe te ayuda a programar una zona delimitada en los alrededores de tu casa, para que si por ejemplo, tu perro ronda fuera de los límites que tú has marcado, el localizador GPS de Petsafe identifica el evento como un escape o como una violación a los límites y te avisa tanto por teléfono, mensaje de texto o correo electrónico.

Una vez alertado, puedes usar el sitio en Internet de PetSafe o contactar a un especialista de servicio a clientes, que te ayudará a rastrear a tu perro.

Este(a) especialista, permanecerá en la línea contigo hasta que tú y tu perro se encuentren de nueva cuenta y el servicio te lo dan las 24 horas al día, los 7 días a la semana, los 365 días del año.

Ahora, si por ejemplo, llevas a pasear lejos a tu perro, lo único que tienes que hacer es colocar el localizador GPS de PetSafe en modo de “Caminar“.

Hasta aquí todo suena muy bien si se trata de una mascota, pero cuando se trata de utilizar esto con seres humanos, encuentro dos posibles motivos:

o se usa para rastrear a un esposo o una esposa infiel o para rastrear a una víctima de un secuestro, un evento muy popular que lamentablemente pasa en mi país (México).

En el primer caso funcionaría obviamente sin el conocimiento del afectado(a). Si dice que está en “una junta del trabajo” y la señal proviene de las afueras de la ciudad, obviamente hay una mentira y algo oculto esta ya sucediendo en los lazos de esa relación. Las repercusiones son de todos conocidas y hasta bien merecidas por parte de quien se aventure a no serle fiel a su pareja.

Pero si por ejemplo, un familia siente que uno de sus miembros pudiera ser víctima de un secuestro, la idea de utilizar un dispositivo como este, suena de primera instancia, como una solución ideal para una localización rápida y eficaz.

De hecho, ya existen padres de familia que envían a sus hijos a la escuela con estos chips electrónicos e incluso, ya hay quienes se han aventurado ya a implantarles estos aditamentos.

Pero lo que lamentablemente olvidan, es que los secuestradores no son idiotas. Sus neuronas tristemente funcionan para fines delictivos y no para asuntos positivos y productivos y lógicamente, YA ESTAN ENTERADOS DE ESTE TIPO DE PREVENCIONES y lo que es verdaderamente preocupante, es que si por ejemplo, una persona llega a ser secuestrada y de inmediato es revisada para ver si carga un chip electrónico o lo tiene injertado, si los secuestradores descubren que su víctima efectivamente lo lleva, lo más seguro es que culminen el evento ahí mismo, facilitando entonces a los familiares la ubicación de su ser querido, aunque tristemente, ya sin vida.

Lamento por lo tanto el concluir que una genial posibilidad para combatir los frecuentes secuestros en México o en cualquier otra parte del mundo, tenga que terminar en una simple especulación o en una simple teoría que quizá ni vale la pena intentar.